Usamos cookies de Google Analytics para realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información

Sobre Nosotros

Hotel El Marino abrió sus puertas el 13 de Junio de 1998. Es un pequeño hotel familiar, con herencia marinera. Dispone de sólo 16 habitaciones y esto hace, junto al personal que trabaja en él, que los huéspedes se sientan como en casa. Desde su apertura cientos de personas se han alojado en él y han tenido la posibilidad de disfrutar de una agradable estancia.

INSTALACIONES

El hotel dispone de restaurante (servicio externo del hotel) y cuenta con 16 habitaciones distribuidas en dos plantas, lo que hace que adquiera un entorno acogedor y hogareño..
Cuenta con 10 habitaciones dobles (8 de las cuales tienen vista al mar y con pie de ducha), 2 triples (son exteriores, pero dan a una calle peatonal) y 4 individuales (son interiores).
Todas las habitaciones disponen de los siguientes servicios:
- Conexión Wifi.
- Televisión.
- Teléfono.
- Cuarto de baño.
- Calefacción / Aire acondicionado individual.
- Nevera.

Visita Virtual

Bienvenido a bordo.

Tarifas

Temporada Baja

Habitación individual: 30,00 €

Habitación doble: 48,00 €

Habitación doble de uso individual: 38,00 €

Habitación triple: 63,00 €

  • Del 1 de octubre al 30 de junio. Temporada 2016 - 2017.
  • Temporada Alta

      Habitación individual: 38,00 €

      Habitación doble: 68,00 €

      Habitación doble de uso individual: 68,00 €

      Habitación triple: 83,00 €

    • Del 1 de julio al 30 de septiembre. Temporada 2016 - 2017.

    • SOBRE LAS TARIFAS:

      • 10% IVA INCLUIDO
      • CAMA SUPLETORIA: 15,00 €
        • SERVICIO DE RESTAURANTE EXTERNO AL HOTEL
    • El día de alojamiento se inicia a las 15 h. y acaba a las 12 h. del día siguiente.

      (Si la habitación está disponible, se podrá entrar antes de las 15 h.).

    Nuestro Entorno

    Uno de los principales atractivos turísticos que posee Murcia es su litoral, conocido como la Costa Cálida. Sus 250 kilómetros de costa se reparten entre el Mar Menor y el Mediterráneo, ofreciendo multitud de playas donde es posible practicar una amplia variedad de deportes náuticos: vela, windsurf, piragüismo, esquí acuático, buceo, etc. Cuenta con una riqueza paisajística y medioambiental protegida a través de sus parques regionales. Playas de arenas doradas, dunas y calas vírgenes en el litoral son los panoramas que encontramos en las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar, Calblanque, Monte de las Cenizas y Peña del Águila, y Cabo Cope y Puntas de Calnegre.
    El Mar Menor, cuenta con 73 km de costa en la que se van sucediendo playas de aguas transparentes y poco profundas y con 170 km2 de superficie, lo que convierte a la albufera del Mar Menor en el lago de agua salada más grande de Europa.
    La temperatura media anual es de 20 ºC, oscilando la temperatura del mar entre los 17 y 28 ºC. Todas estas características hacen de este mar el balneario natural más grande de Europa. Es conocido por las propiedades curativas de su agua, más caliente y con mayor salinidad que el Mar Mediterráneo y también es apreciado, por la poca profundidad de sus aguas, siendo un excelente lugar para las familias con niños.
    Esperamos que disfruten de estos rincones, aunque hay muchos más por visitar y descubrir, en este entorno único, cómo es la Región de Murcia.

    img

    Salinas de San Pedro del Pinatar

    Las Salinas de San Pedro del Pinatar forman el humedal más importante de toda la región. Como tal, están declaradas Parque Regional desde 1985. En ellas anidan cada año bandadas de flamencos y otras aves migradoras, que usan este espacio natural como escala en su tránsito entre Africa y Europa.
    El Parque Regional Salinas de San Pedro forma un paraje de litoral mediterráneo único, en el que es posible ver, en poco espacio, formaciones morfológicas tales como salinas, saladares, carrizales, playas, dunas, encañizadas (sistema tradicional de pesca del Mar Menor mediante el que se captura a los peces que entran desde el Mediterráneo hacia la laguna con un complejo laberinto de maderos y cañas) y pinares sobre arena.
    La avifauna es especialmente numerosa. Aunque los reyes, por su espectacularidad, son los flamencos, que llegan en bandadas a final del verano para invernar en la zona, también están presentes zampullines, chorlitos, garzas, garcetas, cigüeñuelas, lechuzas, gaviotas, aguiluchos y avocetas, entre otras especies.La presencia de las salinas es tan antigua como la del hombre en este espacio natural.
    En documentos del siglo XIV ya se las mencionaba. Los dos molinos que quedan en pie sirvieron durante años para elevar el agua del Mar Menor a las lagunas de almacenaje.

    img

    Batería de Castillitos

    Le dicen Castillitos porque su entrada es como un castillo de parque de atracciones, con mucha torrecilla y almenilla, pero lo que hay detrás de esa portada medieval de mentirijillas, impresiona. Situada en el cabo Tiñoso, en el término de Cartagena, cerca de La Azohía y a 250 metros sobre el mar, impresionan sus octogenarios cañones con sus tubos de casi 18 metros. Impresiona el laberinto que forman las distintas dependencias (para cada cañón, una sala de máquinas, una chillera, un depósito de pólvora, una cámara de carga y un almacén de repuestos), todas ellas semienterradas y mimetizadas con el terreno, imitando las texturas de la roca. E impresionan, lo que más, las vistas de la bahía de Cartagena, de la de Mazarrón y de la abrupta sierra de la Muela, uno de los últimos espacios vírgenes de la costa mediterránea española.
    La batería se instaló entre 1933 y 1936 para defender la entrada a la base naval cartagenera. Para ello se dotó con dos cañones británicos de 381 milímetros, los más potentes y eficaces de la época, capaces de disparar un proyectil de casi una tonelada a 35 kilómetros de distancia. La batería sólo se disparó una vez en 1937 y desde entonces su mera presencia ha bastado para mantener alejado a cualquier barco enemigo. Y fue reformada para atraer a los curiosos en 2009.

    img

    El Faro de Cabo de Palos

    Situado sobre un promontorio rocoso, en las últimas estribaciones de la sierra litoral de Cartagena, a 80 metros sobre el nivel del mar, se alza imponente el Faro de Cabo de Palos. La Comisión Especial de Faros lo creó con la categoría de primer orden para dominar una amplia área marítima y dirigir las navegaciones a más de 20 millas a la redonda. La falta de elevación del terreno obligó a levantar una imponente torre para que su luz tuviera el alcance geográfico necesario.
    Se iluminó por primera vez el 31 de enero de 1865 y durante casi 40 años se convirtió en la escuela donde se formaron los futuros aspirantes a esta profesión.
    La modernización se produjo en 1960 con la llegada del tendido eléctrico.
    Frente al Faro, una sucesión de arrecifes sumergidos forman una peligrosa barrera para la navegación que ha provocado numerosos naufragios a lo largo de los años. El más celebre, por su trágica y dramática historia, fue el hundimiento del trasatlántico italiano Sirio, en 1906. El mayor accidente de la navegación civil ocurrido en las costas españolas.
    Desde hace más de 150 años el Faro es el vigía que vela por la seguridad de la navegación en esta zona del litoral murciano. Su arquitectura singular le ha convertido, merecidamente, en uno de los más hermosos y grandes faros de nuestras costas.

    img

    Cartagena

    La Historia de Cartagena es rica, milenaria y agitada, portadora de un legado histórico-artístico, que salpica todo el municipio, y que constituye el mayor atractivo de esta ciudad portuaria. Cartagena es el puerto de las mil culturas, una puerta abierta a la bahía, desde la que ha penetrado un crisol de civilizaciones, culturas y religiones, atraídas por la situación estratégica y abundancia de recursos del territorio cartagenero.
    Esta histórica ciudad fue fundada por los cartagineses en el año 227 a.c. También es reconocida por su gran puerto, por sus fortes militares y por sus pintorescos castillos. Se trata de una gran ciudad romana, ya que uno de sus principales monumentos, la plaza de toros, fue levantada encima del anfiteatro romano en 1854.
    La ciudad está rodeada por 5 montañas. El castillo de la Concepción es un lugar turístico, ya que ofrece unas de las mejores vistas de la ciudad desde su punto más alto.
    En la actualidad ofrece su Historia y patrimonio como uno de sus mejores acicates turísticos.
    La ciudad vive una constante renovación para satisfacer todas y cada una de las necesidades del visitante; cuenta con numerosas y bonitas plazas, calles peatonales, iglesias, edificios monumentales de gran valor cultural e histórico, tanto para los habitantes de la zona como para sus visitantes.
    Las paredes en relieve, las rampas de gran pendiente, la Catedral de Santa María y la casa de la Fortuna con sus espectaculares pinturas en sus paredes, recogen gran cantidad de visitas al año.
    El puerto natural de Cartagena, incluye un moderno puerto deportivo, que ha sido restaurado en los últimos años. En él hay un espectacular museo marítimo y naval junto al mar.
    Además de ser una ciudad histórica y un punto de gran interés cultural y turístico, es una zona pensada para el visitante, donde podrá disfrutar de una buena ruta gastronómica.

    img

    Murcia

    Situada a orillas del río Segura, es conocida con el sobrenombre de "la Huerta de Europa", gracias a su fértil huerta, que exporta frutas, hortalizas y especias a todo el continente. Ello la convierte en un paraíso para los aficionados al senderismo, ya que su llana huerta ofrece un entorno primaveral durante todo el año, para pasear disfrutando de los colores de los frutales y los aromas a flores y especias.
    También es paraíso para vegetarianos, ya que la cocina murciana ofrece muchas recetas originales y sabrosas a base de verduras y hortalizas. Entre ellas destacan por típicas, el zarangollo, el pisto, la ensalada murciana y el arroz con verduras o habichuelas. Ello no impide que encontremos también deliciosas recetas de carne como el típico pastel de carne ó el de cierva.
    Una cadena de montañas rodea la llanura en la que se asienta Murcia, una ciudad de origen árabe cuya existencia está estrechamente ligada a la fértil huerta del río Segura. De entre sus históricas calles gremiales emerge la torre de la Catedral, uno de los símbolos de la urbe.
    Aunque las tierras murcianas están pobladas desde hace más de 2.000 años, la fundación de Murcia capital no llegaría hasta el 831, año en que el emir de Córdoba Abderramán II mandó construir una ciudad amurallada a orillas del río Segura y la convirtió en capital de la provincia califal. Fue entonces cuando la árabe Mursiya comenzó a cobrar protagonismo, hasta que en el siglo XIII pasó a formar parte del Reino de Castilla.
    La ciudad se asienta junto al Segura, con históricas calles que han conservado los nombres de los gremios que las ocupaban, como las comerciales Platería, Trapería y Vidrieros.
    Las barriadas de San Pedro, Santa Catalina y los alrededores de la plaza de las Flores ofrecen algunos de los rincones más pintorescos de la capital murciana, junto con su original Catedral, situada en la Plaza del Cardenal Belluga.

    img

    Calblanque

    Cuando hablamos de Murcia siempre se nos viene a la cabeza la archiconocida Manga del Mar Menor, pero una de las mejores playas de la región se encuentra enclavada dentro Parque Regional de Calblanque, Monte de las Cenizas y Peña del Águila. El espacio protegido se extiende por más de 13 km de costa con una superficie de 2.775,1 hectáreas que comparten los municipios de Cartagena y La Unión.
    Para disfrutar de estas playas casi vírgenes, podemos llegar desde la autovía que va de Cartagena a La Manga, antes del camping encontraremos el desvío al parque. Una vez en el desvío seguimos hasta el centro de visitantes donde podremos obtener información sobre las diferentes rutas de senderismo que dispone el parque.
    Desde aqui todavía podremos continuar con el vehículo hasta una zona de aparcamientos situado muy cerca de la playa.
    Siguiendo hacia a la playa llegamos al sector Este del parque formado por la playa de Calblanque, la Cala Arturo, la Cala Magre y la Cala de los Dentoles. Esta es la zona más conocida, si bien hay que tener en cuenta que nos encontramos en una de las pocas playas nudistas de murcia así que no os asustéis con lo que veáis.
    Como es de suponer en estas playas la afluencia de gente es menor por el desconocimiento de la zona y la ausencia de ningún tipo de núcleo de población cercano.
    Otro de los atractivo del parque es su rica fauna, si retrocedemos nuevamente hacia el centro de información, podemos dirigirnos hacia las salinas donde existe un mirador para observar a las aves que utilizan las salinas como vía de paso.
    Este enclave se caracteriza por la gran diversidad de ambientes que en él confluyen contando con pinares de pino carrasco, matorrales, ramblas, arenales, dunas, paleodunas, calas y acantilados, así como una cuenca endorreica en la que se encuentran las Salinas de Rasall.

    Contáctanos

    No tengas dudas en contactar con nosotros de cualquiera de estas formas, incluso si estás por nuestra zona, no dejes de visitarnos. Estaremos encantados de ayudarte.

    Llámenos

    +34 968 57 21 21


    Email

    hotelelmarino@yahoo.es


    Localización

    Calle Muñoz, 2. Santiago de la Ribera. Murcia

    Horario

    Lunes-Domingo: 0.00-0.00